SANTA CRUZ DE LA SIERRA

27 julio, 2007

La explotación de las tierras aledañas al río Guapay por el capitán español Ñuflo de Chávez, dio por resultado la fundación de una ciudad el año de 1561, en las llanuras de Grigotá, que Chávez bautizo con el nombre de Santa Cruz de la Sierra, en recuerdo a su pueblo natal, en Extremadura.
En 1563 estalló la sublevación general de los aborígenes de la región, quienes destruyeron dicha ciudad, así como las fundadas por Ñuflo de Chávez. La ciudad de Santa Cruz se trasladó en 1592 a un nuevo emplazamiento, sobre el arroyo del Pari, cerca del río Piraí, donde actualmente se encuentra, habiéndose asentado allí la sede del gobernador. Santa Cruz conservó durante los siglos XVI y XVII el carácter de ciudad fronteriza por estar rodeada de grupos de indígenas no evangelizados, y ser el centro de expediciones misioneras de Jesuitas y otras órdenes religiosas, hacia Moxos y Chiquitos.
Hasta la década de los años 50 de éste siglo, permanece como una ciudad marginal, situación que se modifica cuando las carreteras y ferrocarriles promueven la transformación de su economía, al integrarla a los mercados nacionales e internacionales, convirtiéndola, en menos de 25 años, en la segunda ciudad del país.
Hoy en día Santa Cruz es una ciudad próspera y moderna, con más de 1.000.000 habitantes y a la cabeza en cuanto a desarrollo entre los departamentos de Bolivia. El departamento produce: algodón, caña de azúcar, tabaco, soya, arroz, vainilla, café, girasol, cacao, urucú (achiote), variedad de verduras, cítricos y frutas tropicales.
Ganadería: Uno de los campos de inversión en Bolivia de los últimos años es el destinado a incrementar la calidad y el número de cabezas de ganado; también se han introducido al país sementales de: cebú, holstein y santa gertruds; que se han adaptado a las tierras cálidas de oriente y norte de Bolivia.
Minería: Al sudeste del departamento se encuentra el Mutún, yacimiento de hierro y manganeso con una producción de 100.000 toneladas de acero. Existen también varios yacimientos auríferos, como los del río Colorado que nos son intensivamentes explotados. En la zona de Chiquitos afloran cristales de mica y se han registrado la existencia de caolines, estaño, plata, manganeso, platino, plomo y oro.
Etnias: En el departamento de Santa Cruz habitan principalmente nativos que pertenecen a la región de los bosques y zonas impenetrables, habitan grupos indígenas como los guarayos, sirionós, chiquitanos, chamacocos, zamucos, lenguas, tapietes y yuracarés.Las regiones cálidas al nororiente de la cordillera Real y las regiones del sureste (Chaco Boliviano) se dividen en:
Grupo Tacana: Formado por: Lecos, Chimanes, Araonas y Maropas.
Grupo Pano: Formado por: Chacobos, Caripunas, Sinabos, Capuibos y los Guacanaguas o Guarayos (un grupo selvícola completamente diferente de los Guarayos de la Provincia Ñuflo de Chñavez del Departamento de Santa Cruz)
Grupo Aruaco: Formado por: Apolistas, Baures, Moxos, Cambas, Movimas, Cayubabas, Carabecas, Paiconecas o Paucanacas.
Grupo Chapacura: Formado por: Iténez o Moré, Chapacuras, Sansimonianos, Canichanas, Itonamas, Yuracarés, Guatoses, y Chuiquitos o Chiquitanos.
Grupo Guraní: Formado por: Guarayos, Pausernas, Sirionós, Chuiriguanos, Matacos, Chulupis y Tapietes.
Grupo Botocudo: Formado por: Bororos y Otuquis.
Economía: Es un distrito esencialmente agrícola y agroindustrial. La región de los valles del oeste producen cereales como el maíz, trigo, avena, centeno, en las regiones tropicales banana, café, arroz, caña de azucar, maní, tabaco, goma, vainilla, yuca y frutas cítricas. En sus bosques tiene nogal, carba, existe también en gran escala la producción de algodón.
La ganadería es la base económica del departamento, existe ganado vacuno de muy buena calidad, porcino, caprino y equino.
En minería se explota hierro, oro, petroleo en la provincia Cordillerea siendo el principal centro Camiri.
Tiene en el Mutún, uno de los yacimientos de hierro más grandes del mundo.
Las transformaciones socioeconómicas en Santa Cruz comienzan a darse a partir del año 1953 con la Reforma Agraria que se dicta en el país, la que ejerce una influencia decisiva en el departamento, incorporándolo a la modernización tecnológica y transformando su sistema de producción agrícola e industrial, lo que le permitió diversificar y expandir su producción. El reacondicionamiento y la construcción de infraestructura vial y ferroviaria al interior y exterior del país, junto a la asistencia técnica y financiera produjo un cambio en la estructura económica regional, constituyéndose este departamento en uno de los de mayor importancia económica y política del país y convirtiéndose además en el más atractivo para las inversiones nacionales y externas como para el proceso de inmigración.Industria: La principal industria es la explotación de azucar, algodón, arroz, maderas, tabaco, aceite comestible, vainilla, almendras, la industria del calzado, artesanías en madera. Los principales rubros de producción en el departamento son: alimentos, bebidas, textiles, marroquinería, productos de la madera, productos metálicos, artículos de ferretería, estructuras metálicas, herramientas agrícolas, productos no minerales, etc. El Comercio: Es muy dinámico y está favorecido por la directa conexión ferroviaria con Argentina y Brasil, además de la presencia del aeropuerto internacional de Viru Viru. El 45% de las importaciones que realiza Bolivia ingresan por Santa Cruz. El comercio es una de las principales actividades del departamento, con una marcada participación en el PIB regional. Asimismo es muy diversificado, abarcando desde productos tradicionales hasta los más sofisticados y provenientes de diversos países.
Geografía: Santa Cruz de la Sierra paraíso tropical de Bolivia, un departamento de exuberante vegetación con enormes extensiones de selva y praderas, ubicado en la parte oriental del territorio boliviano. Con una superficie de 320.000 km cuadrados de los cuales sólo un tercio comprende una región montañosa y el resto se extiende sobre la planicie amazónica, ubicado en la región oriental de Bolivia; limita al norte con el departamento de Beni y la República de Brasil, al sur con el departamento de Chuquisaca y la República de Paraguay, al este con la República de Brasil, y al oeste con los departamentos del Beni Cochabamba y Chuquisaca. Tiene una extensión de 370,621 Kms.2 y una población de 1.364.389 habitantes (censo 1992) La capital del departamento es la ciudad de Santa Cruz de la Sierra (437 m.s.n.m) situada entre los 17º 47′ 20” de latitud sur y los 63º 10′ 30” de longitud oeste del meridiano de Greenwich. Este departamento cuenta con 15 provincias y 150 cantones.

Anuncios

Santa Cruz de la Sierra es un Departamento privilegiado, es donde nacieron y crecieron personajes que amaron y defendieron su terruño de las injusticias y los atropellos del Estado centralista protector del occidente andino, ¡Los cambas bien paridos en esta región bendita! no dudaron en ofrendar la propia vida, para sustentar sus ideales y reivindicar lo que por ley y justicia le correspondía al pueblo cruceño, ¡las regalías petrolíferas del 11%! negada sistemáticamente, por el movi-comunismo y cuando la historia se la escribe con sangre, tiene un algo que la convierte en Leyenda.
Al recordar los 69 años de la promulgación de la Ley del 11%, que otorga las regalías petrolíferas a los Departamentos productores, es necesario retroceder en el tiempo y descorrer las cortinas del olvido para poder analizar, leyes, decretos y datos históricos, para demostrar fehacientemente que fueron los cruceños y nada más que los cruceños, los que forjaron y consolidaron las regalías, desvirtuando toda paternidad de terceros que quieren atribuirse al calor del fanatismo político:
1938.- Los encargados de proyectar la Ley de las regalías petrolíferas del 11%, fueron los cruceños: Don Dionisio Foianini Bánzer, fundador de Y.P.F.B. y Ministro de Minas y Petróleo, el Dr. Humberto Vázquez Machícado, Asesor Legal y los Parlamentarios Facundo Flores Jiménez, Sixto Montero Hoyos y Adolfo Román (h). Durante la gestión gubernamental del Héroe Nacional cruceño: Coronel Germán Busch Becerra; fue aprobada y promulgada la ley de 15 de Julio de 1938 que confiere el 11% de regalías de la producción bruta de petróleo a los departamentos productores.
1950.- Por la dejadez del gobierno central y el injustificable retraso del cumplimiento de la Ley de 15 de Julio de 1938, los cruceños se dedicaron a gestionar que dicha Ley se cumpla, sin embargo ante la indiferencia de los “Doctores alto-peruanos”, hombres con visión de futuro no podían permitir que su amada Santa Cruz siga postergada, como si fuere una aldea del siglo 19 con calles intransitables y sin los más elementales servicios básicos: agua potable, energía eléctrica, alcantarillado sanitario y teléfonos, por lo que se vieron obligados a fundar el Comité Pro-Santa Cruz, un memorable 30 de Octubre de 1950, para ser los portavoces del clamor del pueblo camba, que exigía el cumplimiento de la Ley de las Regalías Petrolíferas.
1952.- Infelizmente después de la traición del General Antonio Seleme, el Movimiento Nacionalista Revolucionario, se apoderó del gobierno y a partir del año 1952 a 1964, marcaron para Santa Cruz de la Sierra una época de angustia y terror, por la crueldad de los métodos represivos que impuso la logia movi-comunista, para acallar las voces cruceñas que exigían las regalías del 11%. El dictador civil Víctor Paz Estenssoro; hombre frío y calculador (émulo de Hitler), en un intento por convertir a Bolivia en un Estado Comunista, no dudo en cercenar todas las garantías constitucionales, silenció a las instituciones democráticas, avasalló los medios de comunicación, destruyó a las Fuerzas Armadas y en su reemplazo creó milicias armadas de mineros y campesinos, casas de tortura, campos de concentración, el terrorífico control político y grupos de sádicas mujeres de pollera apodadas barzolas.
Una vez organizados en Santa Cruz los grupos de represión, los integrantes del Comité Pro-Santa Cruz fueron perseguidos con saña y fueron cientos los cruceños capturados, en su mayoría de filiación falangista, hacinándolos en los campos de concentración y en las cárceles por el delito de reclamar las regalías del 11% y por no comulgar con la nefasta ideología marxista ortodoxa, practicada por el necrófilo Víctor Paz Estenssoro. En esos tiempos los cruceños tenían dos alternativas, ¡Ser falangistas para luchar por las Regalías Petrolíferas!; ó ser comodones para estar de acuerdo con el terror y las injusticias cometidas por loteadores, milicianos y barzolas, organizadas por los jerarcas movi-comunistas que buscaban enriquecerse traicionando a sus semejantes y negándose sistemáticamente a cumplir lo establecido en la Ley de 15 de Julio de 1938.
1955.- De acuerdo con la Ley de seguridad mutua, Víctor Paz Estenssoro; firmó notas revérsales con el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica, garantizando los capitales norteamericanos, (septiembre de 1955); el código del petróleo llamado DAVENPORT; fue proyectado en forma de Decreto Supremo No. 4210 y aprobado el 26 de Octubre de 1955 y en su Art. 104 cercenaba en forma tajante las regalías petrolíferas departamentales, dicho Decreto Supremo derogó la Ley orgánica del petróleo de 1921.
1956.- El Decreto reglamentario del Código del Petróleo fue aprobado el 24 de enero de 1956; terminado su período, después de elecciones fraudulentas ¡El dictador Víctor Paz Estenssoro! Entregó el gobierno a Hernán Siles Zuazo, un ser perverso y mal intencionado que no dudo en perfeccionar los métodos represivos, gracias a los judas cruceños. El 27 de Octubre de 1956 se aprobó una Ley, para elevar dichos Decretos a la categoría de Leyes de la República. El 15 de Diciembre de 1956 se promulgó la Ley de estabilización monetaria, sumiendo en la desesperación y el hambre al pueblo que no tenía acceso a los cupos de víveres, ni a los negociados fomentados por el movi-comunismo en favor de sus incondicionales ¡asestando un duro golpe a YPFB, sometiéndolo al borde de la quiebra! Archivada por muchos años la Ley interpretativa del 11% (Art. 104} fue rescatada y representada por el parlamentario cruceño Don Virgilio Vega Terrazas.
1957.- Pese a que los cruceños, fueron objeto de persecuciones sistemáticas por los malhechores del control político, éstos no pudieron doblegar el espíritu camba creyente de la trilogía Dios-Patria-Hogar y un 17 de Agosto de 1957 reorganizaron el Comité Pro-Santa Cruz; para seguir en su lucha inclaudicable por las regalías del 11%. Ese mismo año se fundó la Unión Juvenil Cruceñista (Octubre de 1957) y cientos de falangistas sin distinción de clase ni sexo se alistaron en la Unión; para ser la fuerza motriz que el Comité requería, para contrarrestar el matonaje y el pillaje impuesto por los judas cruceños, que olvidando sus buenas costumbres se convirtieron en vulgares malandrines.
El 1° de Noviembre el unionista Jorge Roca Pereira, fue asesinado por los mercenarios del control político, momentos antes de tan alevoso crimen, el Ministro de Agricultura Edil Sandoval Morón iracundo vociferaba ¡A este pueblo de tierra hay que convertirlo en polvo!, días después los milicianos a órdenes del facineroso Luís Sandoval Morón; guarecidos en su reducto de la Villa San Luís, ametrallaron al pueblo y fue el unionista Gumersindo Coronado Zambrana la segunda víctima del odio movi-comunista (7 de Diciembre de 1957); después de éstos luctuosos acontecimientos, la presión ejercida por el pueblo encabezada por el Comité Pro Santa Cruz fue tenaz
El 13 de Diciembre de 1957, el gobierno promulgó la Ley interpretativa del Código del Petróleo, con modificaciones que cercenaban los ingresos de las Regalías Petrolíferas; con este motivo el comité designó una comisión constituida por los contadores Don Aníbal Micerandino C. y Don Sergio Moreno; éstos valientes cruceños demostraron que el gobierno adeudaba más de dos millones de dólares americanos a Santa Cruz de la Sierra por concepto de regalías, Siles Zuazo no puso objeción por el monto y sin comprometerse como y cuando cancelaría la deuda abandono la reunión.

INTRODUCCIÓN
Para quienes conocen la historia de Santa Cruz no resulta raro que una propuesta de
autonomía haya surgido desde este departamento. Y no es precisamente, por lo que se
manifiesta en la prensa nacional o internacional: “Santa Cruz quiere autonomía, por que
hoy es la primera economía del país y sus elites buscan además del poder económico,
dividir el país”, la lucha por la autonomía forma parte del desarrollo histórico del
departamento.
El movimiento cruceño de los últimos meses ha sido tildado, con mismos epítetos, que
fueron tildados los movimientos cruceños en el pasado. Por ello considero importante,
una breve revisión de los momentos más importantes de la historia cruceña en relación a
las demandas de autonomía o descentralización que han sido propuestas desde esta
parte de Bolivia.
EL FEDERALISMO
Desde el inicio, las sociedades independientes en América Latina, tuvieron como
ideología predominante la de las Repúblicas liberales y dentro de ese marco estuvo
presente el antagonismo entre los centralistas y federales.
El modelo español, de las últimas décadas coloniales había sido de un centralismo
absoluto, lo que hizo que muchos de los revolucionarios identifiquen la independencia
con una república federal. Tanto que el federalismo se impone en algunas de las nuevas
naciones.
El federalismo latinoamericano, tiene su origen en el sentimiento autonómico colonial,
producto de una práctica también autonómica, como fueron los cabildos coloniales. Este
sentimiento autonómico se desarrolló con mayor o menor intensidad de acuerdo a las
diferentes realidades históricas y geográficas de cada una de la regiones, además de la
rivalidad existente entre las provincias y la capital de cada uno de los países.
En la recién formada Bolivia, hubo demandas federalistas, aunque fueron minoritarias.
La Constitución de 1826, opto por un régimen “Unitario, concentrado, general y uno”.
A partir de 1826, las otras diez constituciones del siglo XIX, recalcaban el carácter
unitario de la República boliviana.
Los estudios sobre el federalismo en el siglo XIX, son escasos, tanto en el ámbito
histórico como en el jurídico. En la Asamblea Constituyente de 1871, se debatió el
tema y en la votación los unitarios obtuvieron 32 votos y los federales 20. Fue
Cochabamba el departamento que lideró la lucha federal en esa Asamblea, frente al
unitarismo liderado por el departamento de La Paz. Algunos autores como José Luis
Roca, sostienen, que el triunfo del federalismo hubiese sido el debilitamiento de La Paz,
en su papel hegemónico. (2001, 125)
Paula Peña Hasbún 2
En Santa Cruz, las ideas federales se debatían desde la década del sesenta del siglo XIX.
Tristán Roca, uno de los cruceños más prominentes, introdujo la temática en Santa Cruz
y tuvo algunos discípulos entre ellos Andrés Ibáñez. La derrota del federalismo en 1871
y el decreto de librecambio de 1872 -que afectaba directamente a economía cruceña,
que no tenía posibilidades de competir con los productos chilenos y peruanos- fueron
las causas inmediatas para que se desarrolle un fuerte movimiento federalista en Santa
Cruz, liderado por Andrés Ibáñez y su Club Igualitario.
Entre 1875 y 1876, Andrés Ibáñez se enfrentó al gobierno central, en varias ocasiones y
después de estar preso y liberado por un motín entre los soldados, fue nombrado
prefecto el 2 de octubre de 1876, por el pueblo. Más de 725 personas firmaron ese
nombramiento y documento se conoce como Acta del Pueblo. Ibáñez, consideraba que,
la pobreza de Santa Cruz se debía a “la tiránica forma de gobierno unitario”. En
diciembre de ese mismo año, Ibáñez proclamó una Junta de Gobierno Federal y esto
provocó que el presidente Daza envíe al Ejército Nacional, en mayo de 1877, fusilaron a
Ibáñez y sus seguidores en la frontera con el Brasil.
En 1891, se dio en Santa Cruz otro movimiento federal, conocido como la revolución de
Los Domingos. Este movimiento, también estuvo enmarcado dentro de una grave crisis
económica que vivía Santa Cruz, por la pérdida del mercado andino y por migración
miles de hombres hacia el Noreste para la explotación de la goma elástica. El
levantamiento de Los Domingos creó una Junta de gobierno Federal, tenía un pequeño
ejército y logró imprimir su propia moneda. Este movimiento fue reprimido por el
Ejército Nacional enviado por el presidente Arce, y sus principales líderes fueron al
exilio y a prisión.
La llamada Guerra Federal de 1898, encontró en Santa Cruz adeptos a la causa federal,
quienes se desencantaron tan pronto los paceños ,que habían proclamado el Estado
Federal de La Paz y a su gobernador, decidieron en la Asamblea, votar por el unitarismo
y desechar cualquier idea federal. Los federales, que solo eran liberales, gobernaron el
país desde ese momento no dudaron en cambiar territorio por dinero para modernizar el
país (Tratado de Petrópolis, 1903 y Tratado con Chile 1904). La modernización
significó la construcción de una red ferrocarrilera que vinculaba a las principales
ciudades del occidente entre ellas y con los puertos del Océano Pacífico.
LA DESCENTRALIZACIÓN
La construcción de una vía férrea que una el Oriente con el Occidente, era un anhelo
manifiesto de los cruceños. No solo de la intelectualidad sino de las grandes mayorías.
Las dos primeras décadas del siglo pasado estuvieron marcadas por la lucha por el
ferrocarril. Un ejemplo, es el célebre Memorándum al Congreso y la Nación enviado
por la Sociedad de Estudios Geográficos e Históricos, en 1904.
A partir de los años veinte, se crearon dos partidos políticos cruceños, el Orientalista y
el Regionalista. Ambos planteaban en sus programas la necesidad de una
descentralización administrativa y financiera para los departamentos de Bolivia. Fueron
estos partidos que realizaron varios levantamientos en pos de sus demandas.
Paula Peña Hasbún 3
En 1924, un levantamiento propiciado por ambos partidos y denominado Ferrocarril o
Nada, exigía la construcción del ferrocarril y la descentralización, fue acusado de
separatismo y nuevamente el Ejército Nacional, dirigido por el alemán Hans Kundt
reprimió a los revolucionarios, expatriándolos y declarándolos traidores a la Patria.
El movimiento descentralizador quedó paralizado con el estallido de la Guerra del
Chaco. Durante la misma, el separatismo cruceño fue utilizado como propaganda por el
gobierno nacional. Al finalizar la Guerra, Germán Busch y Froilán Calleja Castro, dos
leyendas de la Guerra, demostraron al país, la entrega cruceña por la causa nacional.
En1936, el Coronel Froilán Calleja Castro, realizó un levantamiento, apoyado por la
Legión de ex Combatientes (LEC), exigiendo al gobierno central, la descentralización
política y administrativa. El levantamiento fue reprimido, pero permitió que nuevamente
surjan propuestas de descentralización, que se organizaran en diferentes frentes y
partidos para participar de la Asamblea Constituyente de 1938. Santa Cruz y el bloque
Oriente apoyo la descentralización en el debate, pero nuevamente en la votación triunfó
el centralismo con 44 votos, frente a los 35 de los descentralizadores.
En las Constituciones del 45 y del 61, no se tocó el tema de la descentralización, y en la
de 1967 se incluye en el texto constitucional el término “Gobierno departamental”, a
propuesta de la bancada de Santa Cruz.
1. El Comité Pro Santa Cruz:
El CPSC, fundado en 1950, con el objetivo de defender los intereses cruceños, tuvo
fuertes enfrentamientos con el gobierno en los años 1957 al 1959, conocidos como
luchas cívicas, que buscaban el pago de la regalías petroleras. En 1959, el Comité fue
forzado a cerrar sus puertas y en 1965, pudo volver a reestructurarse. A partir de ese
momento se convirtió un ente que aglutina a la institucionalidad en su conjunto, desde
empresarios, universitarios, vecinos, obreros, estudiantes, campesinos e indígenas.
Entre 1965 a 1982, las posibilidades de acción del Comité Cívico estaban limitadas por
los regímenes dictatoriales, aunque se produjo un paro cívico en 1981, contra la
decisión del gobierno de García Meza de crear el ingenio de San Buenaventura. Con la
vuelta a ala democracia en 1982, se reinició el debate sobre la necesidad de
descentralizar el país. Y toda la década de los ochenta está marcada por una seguidilla
de seminarios departamentales y nacionales que trataban éste tema y las necesidades de
reformar la constitución a favor de la descentralización.
En 1986, Juan Carlos Urenda publicó su libro, Autonomías Departamentales, aunque no
logró introducir en el debate descentralizador, la temática de las autonomías. Carlos
Dabdoub, publicó Descentralización Ya! y Carlos Hugo Molina, plantea la necesidad de
la descentralización a partir de la municipalización del la administración.
Desde 1882 hasta 1995, el CPSC, organizó al menos un Paro cívico anula exigiendo la
descentralización administrativa y política del país. Finalmente, en 1995 se dicta la ley
de Descentralización, que según los especialistas es una descentralización ineficiente y
un retroceso en la temática de los gobiernos departamentales, ya que en la reforma a la
Constitución de 1994, se elimina del texto constitucional el término:gobierno
departamental y las posibilidades de crear los gobiernos intermedios.
Paula Peña Hasbún 4
LA AUTONOMÍA
En febrero de 2001, salió a la luz pública el Memorando del Movimiento Autonomista
Nación Camba. En este documento, el MACN, planteaba la necesidad de convertir a
Santa Cruz en una región autónoma y de crear un nuevo Pacto con el Estado boliviano,
en el que se reconozca el derecho de autodeterminación de los pueblos. La autonomía
planteada por la Nación Camba, hacía referencia al respeto de la diversidad cultural
boliviana y la creación de regiones autónomas.
Las respuestas a la petición de autonomía de la MANC, fueron variadas desde el apoyo,
hasta el rechazo total por considerarlas racistas. El CPSC, no responde al MANC,
seguía con un discurso relativo a profundizar la descentralización y dejó el tema de
autonomía de lado.
En febrero de 2003, cuando Rubén Costas se convierte en el nuevo presidente del
CPSC, asume la bandera de la Autonomía como propia y su gestión se orienta a la
consecución de la misma. Entre junio y octubre de 2003, más de veinte instituciones
cruceñas: universidad publicas y privadas, CPSC, organizaciones productivas,
empresarios, obreros, fabriles, CAINCO, pequeños industriales, colegios de
profesionales, vecinos, defensores del medio ambiente y otras, debaten la situación del
país y del departamento y, el 1º de octubre publicaron un manifiesto en el que se
pretendía orientalizar Bolivia, implementar el modelo cruceño productivo en todo el
país. Para ello la refundación del país era una condición necesaria.
Con esta publicación se inicia la crisis de octubre de 2003, que finaliza con la salida del
presidente Sánchez de Lozada, el día 17 y la asunción de Carlos Mesa como nuevo
presidente de Bolivia. Durante octubre, la dirigencia cruceña cambió de posición y
decidió liderar los cambios en el país, cuestionando el poder de la elite paceña, que ha
gobernado el país en los últimos 180 años. A partir de ese momento la propuesta
autonómica cobró más importancia y se instaló en el debate diario.
En febrero del 2004 el CPSC creó una comisión para desarrollar una propuesta
autonómica para el país y contrata a un consultor, Mario Galindo, que junto con Juan
Carlos Urenda comienzaron a trabajar los escenarios de la autonomía. En mayo y junio
de el mismo años, se difundió el proyecto entre los otros comités cívicos nacionales,
teniendo gran apoyo. En junio de 2004, el gobierno y en especial Ricardo Paz Ballivián
inició una campaña de desprestigio de la propuesta cruceña. El 22 de junio se lleva a
cabo un Cabildo que congrega a más de cien mil ciudadanos, que exigen Autonomía y
la necesidad de llamar a un Referéndum Autonómico vinculante departamental para
definir el tema de las autonomías, ante la negativa del gobierno central.
1. Firmas pro Referéndum
En julio de 2004, el CPSC y la institucionalidad cruceña, plantean la necesidad de
realizar un Referéndum, a través de la iniciativa legislativa ciudadana, prevista en la
constitución, desde su reforma en febrero de 2004. En septiembre se inicia la
recolección de firmas, en libros con la siguiente pregunta:
Paula Peña Hasbún 5
¿Está de acuerdo en que se convoque un referéndum nacional vinculante
departamentalmente y que defina y establezca la constitución en el país de las
autonomías departamentales con transferencia efectiva de competencias y atribuciones,
las mismas que tendrán por objeto, en sus jurisdicción territorial, disponer libremente
de sus recursos, elegir a sus autoridades y darse su propia administración con el fin d
mejorar la calidad de vida de los habitantes de cada departamento y del país, en
conformidad a las atribuciones que otorga la pueblo el artículo 4 de la Constitución
Política del Estado?
El 11 de noviembre se realizó un paro cívico de 24 horas exigiendo al gobierno un
referéndum autonómico como condición previa para la Asamblea Constituyente.
2. Consejo Pre Autonómico
Ante el silencio del gobierno, el CPSC decidió formar un Consejo Pre – Autonómico,
conformado por expertos, de cada sector, en el tema de autonomías, para desarrollar la
propuesta autonómica del CPSC. El 16 de diciembre de 2004, el Consejo Pre
Autonómico, comienza a trabajar, tanto en la propuesta autonómica como en el
seguimiento a las firmas pro referéndum y la difusión de las ideas autonómicas en el
departamento.
3. La crisis de enero de 2005
El 30 de diciembre de 2004, el gobierno central, dicta un decreto subiendo el precio de
los combustibles, 10% a la gasolina y 23% a diesel, provoca la reacción de los cruceños,
que consideran que el decreto que afecta especialmente la economía cruceña, basada en
el diesel como combustible.
El año 2005, se inició con un paro de transporte y la subida del precio del pasaje. A este
paro se le sumó, una huelga de vecinos que exigía a la Superintendencia de Transporte
que no avale el precio del pasaje en 2 y 1 bolivianos.
El CPSC y las instituciones deciden apoyar las marchas contra el decreto. Una marcha
del 05 de enero fue reprimida por el prefecto del Departamento.El 07 de enero, el
Consejo Departamental decide apoyar al movimiento ciudadano, dejando solo al
Prefecto del departamento. El 09 de enero, en su discurso el presidente de la República,
acusa que el movimiento cruceño “quiere preservar no solo el orden liberal sino sus
intereses particulares” esta afirmación estuvo vista como un intento de enfrentar a
Santa Cruz con el resto del país y a los sectores internamente.
Lejos de lograr el enfrentamiento interno, los sectores se cohesionaron más. El 11 y 12
de enero hubo un paro cívico de 48 horas. Al final del paro se exigió Autonomía, y se
advirtió que se tomaría las instituciones públicas en Santa Cruz.
Las huelgas de los vecinos se masificaron, se unieron los universitarios y el 17 de enero
entran en huelga, los cívicos, los empresarios, los campesinos, los indígenas y las
autoridades de la universidad pública.
A partir del 18 de enero se tomaron las instituciones del gobierno central: Impuestos
Internos, Senasir, Dirección Departamental del Trabajo, Palacio Prefectural, Aduana,
Paula Peña Hasbún 6
Grandes Contribuyente. Se abrieron piquetes de huelga en todas las instituciones: en la
Alcaldía los concejales, en la Prefectura los consejeros. Se realizaban marchas diarias,
las Subprefecturas en las Provincias fueron también tomadas, y los Comités Cívicos
Provinciales ingresaron en huelga.
El 21 de enero una gran marcha, plantea la necesidad de llamar a un gran cabildo, de
elegir gobernador y de proclamar la autonomía. Esa misma tarde los la FUL toma la
Prefectura y el Prefecto debe abandonar su despacho y trabajar en el Servicio Nacional
de Caminos, institución que no había tomada.
El 24 de enero se levantó la huelga en el CPSC y el 25 de enero se anuncia que el Gral.
Soruco de la Policía Nacional, sería enjuiciado por haber visitado a sus amigos cívicos
durante la huelga, lo que provoca la indignación general. El 26 de enero el Prefecto
renuncia, y el 27 de enero el gobierno anuncia: que bajará el precio del diesel, que
llamará a elección de prefectos y promete un referéndum autonómico. Ese mismo día,
los colonizadores de San Julián y Yapacaní deciden bloquear apoyando al gobierno con
el objetivo de que no lleguen de las provincias al cabildo.
A pesar del ofrecimiento del gobierno, se lleva a cabo el Cabildo con 300.000 personas,
que hicieron una fiesta de la autonomía. El Cabildo aprueba la creación se una
Asamblea Provisional Autonómica, formada por 23 consejeros departamentales, 22
diputados, 3 senadores, 56 presidentes de concejos municipales y 4 representantes
étnicos. Esta Asamblea debería negociar la transferencia de las competencias a los
gobiernos departamentales. El Cabildo dio plazo hasta el 10 de abril para llamar
Referéndum y a la elección de prefectos.
El 18 de febrero, el CPSC, entregó oficialmente las firmas recolectadas a la Corte
Nacional Electoral. Se recolectaron 498. 039 firmas, se observaron en Santa Cruz
43.804 y se entregaron a la CNE 454.635 firmas. La Corte dio su visto bueno y pasó la
Congreso Nacional, que debió inmediatamente aprobar la iniciativa legislativa
ciudadana y llamar un Referéndum, se lo hizo un año después.

Datos de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico señalan que este año se han incautado una mayor cantidad de clorhidrato de cocaína, marihuana, substancias químicas, hoja de coca, bienes e inmuebles, que en anteriores gestiones.