¿POR QUE QUEREMOS AUTONOMIA?

27 julio, 2007

INTRODUCCIÓN
Para quienes conocen la historia de Santa Cruz no resulta raro que una propuesta de
autonomía haya surgido desde este departamento. Y no es precisamente, por lo que se
manifiesta en la prensa nacional o internacional: “Santa Cruz quiere autonomía, por que
hoy es la primera economía del país y sus elites buscan además del poder económico,
dividir el país”, la lucha por la autonomía forma parte del desarrollo histórico del
departamento.
El movimiento cruceño de los últimos meses ha sido tildado, con mismos epítetos, que
fueron tildados los movimientos cruceños en el pasado. Por ello considero importante,
una breve revisión de los momentos más importantes de la historia cruceña en relación a
las demandas de autonomía o descentralización que han sido propuestas desde esta
parte de Bolivia.
EL FEDERALISMO
Desde el inicio, las sociedades independientes en América Latina, tuvieron como
ideología predominante la de las Repúblicas liberales y dentro de ese marco estuvo
presente el antagonismo entre los centralistas y federales.
El modelo español, de las últimas décadas coloniales había sido de un centralismo
absoluto, lo que hizo que muchos de los revolucionarios identifiquen la independencia
con una república federal. Tanto que el federalismo se impone en algunas de las nuevas
naciones.
El federalismo latinoamericano, tiene su origen en el sentimiento autonómico colonial,
producto de una práctica también autonómica, como fueron los cabildos coloniales. Este
sentimiento autonómico se desarrolló con mayor o menor intensidad de acuerdo a las
diferentes realidades históricas y geográficas de cada una de la regiones, además de la
rivalidad existente entre las provincias y la capital de cada uno de los países.
En la recién formada Bolivia, hubo demandas federalistas, aunque fueron minoritarias.
La Constitución de 1826, opto por un régimen “Unitario, concentrado, general y uno”.
A partir de 1826, las otras diez constituciones del siglo XIX, recalcaban el carácter
unitario de la República boliviana.
Los estudios sobre el federalismo en el siglo XIX, son escasos, tanto en el ámbito
histórico como en el jurídico. En la Asamblea Constituyente de 1871, se debatió el
tema y en la votación los unitarios obtuvieron 32 votos y los federales 20. Fue
Cochabamba el departamento que lideró la lucha federal en esa Asamblea, frente al
unitarismo liderado por el departamento de La Paz. Algunos autores como José Luis
Roca, sostienen, que el triunfo del federalismo hubiese sido el debilitamiento de La Paz,
en su papel hegemónico. (2001, 125)
Paula Peña Hasbún 2
En Santa Cruz, las ideas federales se debatían desde la década del sesenta del siglo XIX.
Tristán Roca, uno de los cruceños más prominentes, introdujo la temática en Santa Cruz
y tuvo algunos discípulos entre ellos Andrés Ibáñez. La derrota del federalismo en 1871
y el decreto de librecambio de 1872 -que afectaba directamente a economía cruceña,
que no tenía posibilidades de competir con los productos chilenos y peruanos- fueron
las causas inmediatas para que se desarrolle un fuerte movimiento federalista en Santa
Cruz, liderado por Andrés Ibáñez y su Club Igualitario.
Entre 1875 y 1876, Andrés Ibáñez se enfrentó al gobierno central, en varias ocasiones y
después de estar preso y liberado por un motín entre los soldados, fue nombrado
prefecto el 2 de octubre de 1876, por el pueblo. Más de 725 personas firmaron ese
nombramiento y documento se conoce como Acta del Pueblo. Ibáñez, consideraba que,
la pobreza de Santa Cruz se debía a “la tiránica forma de gobierno unitario”. En
diciembre de ese mismo año, Ibáñez proclamó una Junta de Gobierno Federal y esto
provocó que el presidente Daza envíe al Ejército Nacional, en mayo de 1877, fusilaron a
Ibáñez y sus seguidores en la frontera con el Brasil.
En 1891, se dio en Santa Cruz otro movimiento federal, conocido como la revolución de
Los Domingos. Este movimiento, también estuvo enmarcado dentro de una grave crisis
económica que vivía Santa Cruz, por la pérdida del mercado andino y por migración
miles de hombres hacia el Noreste para la explotación de la goma elástica. El
levantamiento de Los Domingos creó una Junta de gobierno Federal, tenía un pequeño
ejército y logró imprimir su propia moneda. Este movimiento fue reprimido por el
Ejército Nacional enviado por el presidente Arce, y sus principales líderes fueron al
exilio y a prisión.
La llamada Guerra Federal de 1898, encontró en Santa Cruz adeptos a la causa federal,
quienes se desencantaron tan pronto los paceños ,que habían proclamado el Estado
Federal de La Paz y a su gobernador, decidieron en la Asamblea, votar por el unitarismo
y desechar cualquier idea federal. Los federales, que solo eran liberales, gobernaron el
país desde ese momento no dudaron en cambiar territorio por dinero para modernizar el
país (Tratado de Petrópolis, 1903 y Tratado con Chile 1904). La modernización
significó la construcción de una red ferrocarrilera que vinculaba a las principales
ciudades del occidente entre ellas y con los puertos del Océano Pacífico.
LA DESCENTRALIZACIÓN
La construcción de una vía férrea que una el Oriente con el Occidente, era un anhelo
manifiesto de los cruceños. No solo de la intelectualidad sino de las grandes mayorías.
Las dos primeras décadas del siglo pasado estuvieron marcadas por la lucha por el
ferrocarril. Un ejemplo, es el célebre Memorándum al Congreso y la Nación enviado
por la Sociedad de Estudios Geográficos e Históricos, en 1904.
A partir de los años veinte, se crearon dos partidos políticos cruceños, el Orientalista y
el Regionalista. Ambos planteaban en sus programas la necesidad de una
descentralización administrativa y financiera para los departamentos de Bolivia. Fueron
estos partidos que realizaron varios levantamientos en pos de sus demandas.
Paula Peña Hasbún 3
En 1924, un levantamiento propiciado por ambos partidos y denominado Ferrocarril o
Nada, exigía la construcción del ferrocarril y la descentralización, fue acusado de
separatismo y nuevamente el Ejército Nacional, dirigido por el alemán Hans Kundt
reprimió a los revolucionarios, expatriándolos y declarándolos traidores a la Patria.
El movimiento descentralizador quedó paralizado con el estallido de la Guerra del
Chaco. Durante la misma, el separatismo cruceño fue utilizado como propaganda por el
gobierno nacional. Al finalizar la Guerra, Germán Busch y Froilán Calleja Castro, dos
leyendas de la Guerra, demostraron al país, la entrega cruceña por la causa nacional.
En1936, el Coronel Froilán Calleja Castro, realizó un levantamiento, apoyado por la
Legión de ex Combatientes (LEC), exigiendo al gobierno central, la descentralización
política y administrativa. El levantamiento fue reprimido, pero permitió que nuevamente
surjan propuestas de descentralización, que se organizaran en diferentes frentes y
partidos para participar de la Asamblea Constituyente de 1938. Santa Cruz y el bloque
Oriente apoyo la descentralización en el debate, pero nuevamente en la votación triunfó
el centralismo con 44 votos, frente a los 35 de los descentralizadores.
En las Constituciones del 45 y del 61, no se tocó el tema de la descentralización, y en la
de 1967 se incluye en el texto constitucional el término “Gobierno departamental”, a
propuesta de la bancada de Santa Cruz.
1. El Comité Pro Santa Cruz:
El CPSC, fundado en 1950, con el objetivo de defender los intereses cruceños, tuvo
fuertes enfrentamientos con el gobierno en los años 1957 al 1959, conocidos como
luchas cívicas, que buscaban el pago de la regalías petroleras. En 1959, el Comité fue
forzado a cerrar sus puertas y en 1965, pudo volver a reestructurarse. A partir de ese
momento se convirtió un ente que aglutina a la institucionalidad en su conjunto, desde
empresarios, universitarios, vecinos, obreros, estudiantes, campesinos e indígenas.
Entre 1965 a 1982, las posibilidades de acción del Comité Cívico estaban limitadas por
los regímenes dictatoriales, aunque se produjo un paro cívico en 1981, contra la
decisión del gobierno de García Meza de crear el ingenio de San Buenaventura. Con la
vuelta a ala democracia en 1982, se reinició el debate sobre la necesidad de
descentralizar el país. Y toda la década de los ochenta está marcada por una seguidilla
de seminarios departamentales y nacionales que trataban éste tema y las necesidades de
reformar la constitución a favor de la descentralización.
En 1986, Juan Carlos Urenda publicó su libro, Autonomías Departamentales, aunque no
logró introducir en el debate descentralizador, la temática de las autonomías. Carlos
Dabdoub, publicó Descentralización Ya! y Carlos Hugo Molina, plantea la necesidad de
la descentralización a partir de la municipalización del la administración.
Desde 1882 hasta 1995, el CPSC, organizó al menos un Paro cívico anula exigiendo la
descentralización administrativa y política del país. Finalmente, en 1995 se dicta la ley
de Descentralización, que según los especialistas es una descentralización ineficiente y
un retroceso en la temática de los gobiernos departamentales, ya que en la reforma a la
Constitución de 1994, se elimina del texto constitucional el término:gobierno
departamental y las posibilidades de crear los gobiernos intermedios.
Paula Peña Hasbún 4
LA AUTONOMÍA
En febrero de 2001, salió a la luz pública el Memorando del Movimiento Autonomista
Nación Camba. En este documento, el MACN, planteaba la necesidad de convertir a
Santa Cruz en una región autónoma y de crear un nuevo Pacto con el Estado boliviano,
en el que se reconozca el derecho de autodeterminación de los pueblos. La autonomía
planteada por la Nación Camba, hacía referencia al respeto de la diversidad cultural
boliviana y la creación de regiones autónomas.
Las respuestas a la petición de autonomía de la MANC, fueron variadas desde el apoyo,
hasta el rechazo total por considerarlas racistas. El CPSC, no responde al MANC,
seguía con un discurso relativo a profundizar la descentralización y dejó el tema de
autonomía de lado.
En febrero de 2003, cuando Rubén Costas se convierte en el nuevo presidente del
CPSC, asume la bandera de la Autonomía como propia y su gestión se orienta a la
consecución de la misma. Entre junio y octubre de 2003, más de veinte instituciones
cruceñas: universidad publicas y privadas, CPSC, organizaciones productivas,
empresarios, obreros, fabriles, CAINCO, pequeños industriales, colegios de
profesionales, vecinos, defensores del medio ambiente y otras, debaten la situación del
país y del departamento y, el 1º de octubre publicaron un manifiesto en el que se
pretendía orientalizar Bolivia, implementar el modelo cruceño productivo en todo el
país. Para ello la refundación del país era una condición necesaria.
Con esta publicación se inicia la crisis de octubre de 2003, que finaliza con la salida del
presidente Sánchez de Lozada, el día 17 y la asunción de Carlos Mesa como nuevo
presidente de Bolivia. Durante octubre, la dirigencia cruceña cambió de posición y
decidió liderar los cambios en el país, cuestionando el poder de la elite paceña, que ha
gobernado el país en los últimos 180 años. A partir de ese momento la propuesta
autonómica cobró más importancia y se instaló en el debate diario.
En febrero del 2004 el CPSC creó una comisión para desarrollar una propuesta
autonómica para el país y contrata a un consultor, Mario Galindo, que junto con Juan
Carlos Urenda comienzaron a trabajar los escenarios de la autonomía. En mayo y junio
de el mismo años, se difundió el proyecto entre los otros comités cívicos nacionales,
teniendo gran apoyo. En junio de 2004, el gobierno y en especial Ricardo Paz Ballivián
inició una campaña de desprestigio de la propuesta cruceña. El 22 de junio se lleva a
cabo un Cabildo que congrega a más de cien mil ciudadanos, que exigen Autonomía y
la necesidad de llamar a un Referéndum Autonómico vinculante departamental para
definir el tema de las autonomías, ante la negativa del gobierno central.
1. Firmas pro Referéndum
En julio de 2004, el CPSC y la institucionalidad cruceña, plantean la necesidad de
realizar un Referéndum, a través de la iniciativa legislativa ciudadana, prevista en la
constitución, desde su reforma en febrero de 2004. En septiembre se inicia la
recolección de firmas, en libros con la siguiente pregunta:
Paula Peña Hasbún 5
¿Está de acuerdo en que se convoque un referéndum nacional vinculante
departamentalmente y que defina y establezca la constitución en el país de las
autonomías departamentales con transferencia efectiva de competencias y atribuciones,
las mismas que tendrán por objeto, en sus jurisdicción territorial, disponer libremente
de sus recursos, elegir a sus autoridades y darse su propia administración con el fin d
mejorar la calidad de vida de los habitantes de cada departamento y del país, en
conformidad a las atribuciones que otorga la pueblo el artículo 4 de la Constitución
Política del Estado?
El 11 de noviembre se realizó un paro cívico de 24 horas exigiendo al gobierno un
referéndum autonómico como condición previa para la Asamblea Constituyente.
2. Consejo Pre Autonómico
Ante el silencio del gobierno, el CPSC decidió formar un Consejo Pre – Autonómico,
conformado por expertos, de cada sector, en el tema de autonomías, para desarrollar la
propuesta autonómica del CPSC. El 16 de diciembre de 2004, el Consejo Pre
Autonómico, comienza a trabajar, tanto en la propuesta autonómica como en el
seguimiento a las firmas pro referéndum y la difusión de las ideas autonómicas en el
departamento.
3. La crisis de enero de 2005
El 30 de diciembre de 2004, el gobierno central, dicta un decreto subiendo el precio de
los combustibles, 10% a la gasolina y 23% a diesel, provoca la reacción de los cruceños,
que consideran que el decreto que afecta especialmente la economía cruceña, basada en
el diesel como combustible.
El año 2005, se inició con un paro de transporte y la subida del precio del pasaje. A este
paro se le sumó, una huelga de vecinos que exigía a la Superintendencia de Transporte
que no avale el precio del pasaje en 2 y 1 bolivianos.
El CPSC y las instituciones deciden apoyar las marchas contra el decreto. Una marcha
del 05 de enero fue reprimida por el prefecto del Departamento.El 07 de enero, el
Consejo Departamental decide apoyar al movimiento ciudadano, dejando solo al
Prefecto del departamento. El 09 de enero, en su discurso el presidente de la República,
acusa que el movimiento cruceño “quiere preservar no solo el orden liberal sino sus
intereses particulares” esta afirmación estuvo vista como un intento de enfrentar a
Santa Cruz con el resto del país y a los sectores internamente.
Lejos de lograr el enfrentamiento interno, los sectores se cohesionaron más. El 11 y 12
de enero hubo un paro cívico de 48 horas. Al final del paro se exigió Autonomía, y se
advirtió que se tomaría las instituciones públicas en Santa Cruz.
Las huelgas de los vecinos se masificaron, se unieron los universitarios y el 17 de enero
entran en huelga, los cívicos, los empresarios, los campesinos, los indígenas y las
autoridades de la universidad pública.
A partir del 18 de enero se tomaron las instituciones del gobierno central: Impuestos
Internos, Senasir, Dirección Departamental del Trabajo, Palacio Prefectural, Aduana,
Paula Peña Hasbún 6
Grandes Contribuyente. Se abrieron piquetes de huelga en todas las instituciones: en la
Alcaldía los concejales, en la Prefectura los consejeros. Se realizaban marchas diarias,
las Subprefecturas en las Provincias fueron también tomadas, y los Comités Cívicos
Provinciales ingresaron en huelga.
El 21 de enero una gran marcha, plantea la necesidad de llamar a un gran cabildo, de
elegir gobernador y de proclamar la autonomía. Esa misma tarde los la FUL toma la
Prefectura y el Prefecto debe abandonar su despacho y trabajar en el Servicio Nacional
de Caminos, institución que no había tomada.
El 24 de enero se levantó la huelga en el CPSC y el 25 de enero se anuncia que el Gral.
Soruco de la Policía Nacional, sería enjuiciado por haber visitado a sus amigos cívicos
durante la huelga, lo que provoca la indignación general. El 26 de enero el Prefecto
renuncia, y el 27 de enero el gobierno anuncia: que bajará el precio del diesel, que
llamará a elección de prefectos y promete un referéndum autonómico. Ese mismo día,
los colonizadores de San Julián y Yapacaní deciden bloquear apoyando al gobierno con
el objetivo de que no lleguen de las provincias al cabildo.
A pesar del ofrecimiento del gobierno, se lleva a cabo el Cabildo con 300.000 personas,
que hicieron una fiesta de la autonomía. El Cabildo aprueba la creación se una
Asamblea Provisional Autonómica, formada por 23 consejeros departamentales, 22
diputados, 3 senadores, 56 presidentes de concejos municipales y 4 representantes
étnicos. Esta Asamblea debería negociar la transferencia de las competencias a los
gobiernos departamentales. El Cabildo dio plazo hasta el 10 de abril para llamar
Referéndum y a la elección de prefectos.
El 18 de febrero, el CPSC, entregó oficialmente las firmas recolectadas a la Corte
Nacional Electoral. Se recolectaron 498. 039 firmas, se observaron en Santa Cruz
43.804 y se entregaron a la CNE 454.635 firmas. La Corte dio su visto bueno y pasó la
Congreso Nacional, que debió inmediatamente aprobar la iniciativa legislativa
ciudadana y llamar un Referéndum, se lo hizo un año después.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: